QUÉ VER

Coordenadas GPS: Latitud: (41º 04' 26" N). Longitud: (5º 34' 05" W)
Población: 563 habitantes.
Altitud: 812 metros.
Distancia desde Salamanca capital: 14 kilómetros.

Si bien hay pruebas de presencia romana y visigoda en la zona, La Velles se fundó en su actual emplazamiento en el siglo XII, en el marco de la repoblación impulsada por el Reino de León. Su nombre original sería el de Avilés, como así lo recoge la documentación del siglo XIII. Tal vez sus primeros repobladores procedieron de Asturias, parte del Reino de León por entonces. El tiempo transformaría el original Avilés en el actual La Vellés.
Se la considera la capital no oficial de la comarca histórica de La Armuña. Su importancia se debe a su ubicación como nudo de comunicaciones y al impulso de la actividad de la arriería durante el siglo XIX. Muestra de este poderío económico es la presencia de varias casas solariegas en sus calles.

Patrimonio Cultural

Iglesia de Santa Ana

La construcción del templo es de cantería y data de principios del siglo XVII. Cuenta con una capilla del siglo XVI cubierta con bóveda de crucería.

Ermita de la Virgen de la Antigua

Cuenta con una excelente portada renacentista del siglo XVI que da acceso al recinto donde está la ermita moderna. que fue construida en 1914 por la familia del Cardenal Almaraz, Arzobispo de Sevilla y natural de La Vellés.

Arquitectura tradicional

Un paseo por las calles de La Vellés nos descubrirá numerosas casas solariegas construidas con sillares de arenisca, el material característico de La Armuña, y ladrillo. Ambos materiales se combinaban, con predominio de uno u otro en función de los recursos económicos de cada familia.

Frontón castellano

El juego de pelota fue una de las diversiones tradicionales de la comarca. Este centenario frontón es uno de los más interesantes de la provincia.

Patrimonio Natural

La Velles es considerada la capital de la Comarca de La Armuña, una de las principales zonas de cultivo cerealista de nuestro país. Estas excelentes tierras ofrecen productos de una calidad reconocida con la denominación de origen como son la Lenteja de la Armuña y el Garbanzo Pedrosillano.
El paisaje de la Armuña es muy singular. Se caracteriza por la ausencia de grandes obstáculos naturales, lo que permite disfrutar de anchos horizontes y de unos campos que cambian al compás de las estaciones y de los diferentes cultivos.
Los campos cultivados se alternan con pastos para el pastoreo y con por pequeños grupos de pinos, encinas, etc. herederos de extensos bosques de antaño. Pequeños arroyos surcan el territorio, acompañados de chopos, alamos y otra vegetación de ribera. En tiempo de lluvias, en la llanura abundan lagunas y charcas, refugio de numerosas especies de aves. Esto convierte a La Armuña en un destino ideal para los amantes de la ornitología.

 

www.nordestesalamanca.com